Viajes mochileros por el mundo

Guía básica para visitar Angkor sin multitudes

Los templos de Angkor, en Camboya, son quizá uno de los lugares más impresionantes de este planeta; desde hace siglos han despertado fascinación entre los viajeros, y con motivo, desde luego. Yo pasé allí 6 días, que al final hasta se me hicieron cortos.

No pretendo aquí realizar un recorrido por los estilos y demás características de los templos, aunque quizá algún día me anime a hacerlo; tan sólo quiero compartir algunos consejos para futuros visitantes. Y es que, por desgracia, Angkor es un destino tan increíble como concurrido. Nosotros dejamos de ver algunos templos por encontrarnos con demasiada gente en un momento determinado (aunque los veríamos después), así que recabamos información in situ para averiguar cuáles eran las mejores horas para acercarse a cada uno de los imponentes monumentos. Esta pequeña guía es fruto de nuestra experiencia allí.

Con las nagas de uno de los puentes que conducen a Angkor Thom

Con las nagas de uno de los puentes que conducen a Angkor Thom

 

Tiempo necesario:

Para ver más o menos Angkor yo creo que hacen falta al menos 4 días, para evitar perderse algunos de los templos más interesantes o más curiosos. Obviamente se puede hacer una visita más corta, pero creo que no en profundidad; para mí lo ideal es ir viendo los sucesivos estilos arquitectónicos e intentando comprender la cronología y los distintos recintos de una forma más pausada, disfrutando sin correr del hecho de estar en uno de los lugares más maravillosos del mundo.

Puente y foso

Puente y foso

 

Para moverse por Angkor:

Hay básicamente dos opciones: bicicletas y tuk tuk.
– Si alquiláis bicis hay a su vez dos posibilidades: las míticas bicis cutrecillas que podéis encontrar en casi cualquier sitio por unos 2-3 $ (en algunos alojamientos incluso las prestan gratis a sus huéspedes), y bicicletas de montaña buenas que cuestan unos 6-8$ cada una (por ejemplo podéis alquilarlas aquí: Angkor Cycling Tour o Vicious Cycle, en la calle 26, que las tiene de buena calidad). Hay varios lugares que alquilan bicicletas de montaña; nosotros las conseguimos en un local que hay en la calle principal que va hacia el mercado y la zona de restaurantes, a mano izquierda.
Ojo, ¡que os las den con casco y candado!
Tuk tuk. Costaba unos 13-15 $ al día en total, salvo si queréis ir a templos alejados.
En ese caso hay suplementos (por ir a Kbal Spean y Banteai Srei, por ejemplo,
se añaden 7 $ más).

Para visitar algunos lugares es imprescindible contratar un tuk tuk o similar; la extensión de terreno que abarcan los templos es tan enorme que de otro modo acabaríamos agotados. Vale la pena alquilar un transporte para visitar el grupo de Roluos, para Beng Mealea o Kbal Spean y Banteai Srei, y el resto de días alquilar bicicletas. Es más que probable que si decidís alquilar unas bicicletas buenas os salga más caro que contratar un tuk tuk, pero también se disfrutan los días de otra manera. En mi opinión, es más que recomendable recorrer Angkor en bicicleta.

Algo que me encanta de ir en bici es que puedes parar cuando quieras, por ejemplo para ver estos simpáticos monos ;)

Algo que me encanta de ir en bici es que puedes parar cuando quieras, por ejemplo para ver estos simpáticos monos ;)

 

Visitando los templos

 

Sitios donde ver el amanecer:
– El más frecuentado es Angkor Wat, pero está precioso a esa hora y vale la pena ir igualmente a ver la salida del sol. Cuando la gente se empieza a ir es el mejor momento para visitarlo.
– Bayon. Antes de las 8 am hay muy poca gente
– Sra Srang. Uno de los mejores para ver el amanecer; si el estanque está lleno la luz del alba se refleja en sus aguas.
– Phnom Bakheng. Es una buena alternativa verlo al amanecer, hay menos gente que para ver la puesta de sol.

Amanecer en Sra Srang

Amanecer en Sra Srang

 

Sitios donde ver el atardecer:

Este HORROR es el Phnom Bakheng al atardecer

Este HORROR es el Phnom Bakheng al atardecer

– Pre Rup, se ve el sol ponerse sobre los arrozales
– Templo de la cima de Phnom Krong, pero está lejos de la ciudad
– Extremo este del Baray occidental o en la isla del Mebon occidental

– Phnom Bakheng. Se congregan miles de personas, es como una feria de ganado (humano) en versión templo. Mi consejo es evitar ese circo a toda costa.

 

 

 

Aprovechando los mejores momentos del día:

Se trata, básicamente, de ir encontrando los momentos en que los tours están en otra parte, prever cuándo hay mayor afluencia de gente a los distintos lugares, e ir evitando de ese modo encontrarse con mucha gente. A nosotros nos funcionó realmente bien este método, de hecho apenas encontramos gente en algunos templos e incluso estuvimos completamente solos en otros.

A mediodía el sol suele pegar fuerte y en teoría hay menos gente en los  templos. Dicen que es buen momento para ver el Ta Prohm, Preah Kan y Beng Mealea. Para mí es la mejor hora para ir a ver los bajorrelieves de Angkor Wat sin mucha gente pululando.

En el Preah Khan

En el Preah Khan

 

En general en Angkor Wat suele haber más gente de 6 a 7 y de 15 a 17:00, y en el Bayon de 8 a 10. En Banteay Srei hay más gente de media mañana a media tarde.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mis consejos: Si veis el amanecer en Sra Srang, id justo después al Ta Prohm, estará vacío (otro día intentamos ir a mediodía y había más gente que en un festival veraniego, era horroroso verlo así, de modo que desistimos). Cuando fuimos estuvimos solos.

En el Ta Phrom, ¡totalmente solos!

En el Ta Prohm, ¡totalmente solos!

Por la mañana temprano puede ser buen momento para ver la parte central de Angkor Wat, pues los tours llevan de vuelta a Siem Reap a la gente para que desayune (podéis desayunar en el Blue Pumpkin después de ver el amanecer y luego ir al templo). Para ver los relieves de Angkor Wat, como decía antes, es buena hora el mediodía, no hay mucha gente. La última hora de la tarde es buena tanto para la parte central de Angkor Wat como para el Bayon. Si vais a ir al Bakheng, evitad el atardecer para no encontraros con el circo.

P1380045

En la parte superior de Angkor Wat

 

Los lugares imprescindibles que yo vería:

Banteay Srei y Kbal Spean. Se puede ir a ambos en un día y luego acabar el día en la zona donde se concentran la mayoría de los templos. El primero es probablemente el que tiene los relieves más bonitos de todos los templos, os gustará (ojo al mediodía, puede hacer un calor de justicia). No es muy grande, no es el típico al que van miles de personas y es muy chulo. Kbal Spean es un lugar muy especial, una especie de santuario metido dentro del río (los relieves están bajo el agua) al que se llega haciendo una ruta de senderismo por un bosque en el que las mariposas no tienen miedo a la gente y se te posan encima a veces.
Nos encantó.

Kbal Spean

Kbal Spean

Después de ir ahí podríais ir a Banteay Samré y luego ver la puesta de sol en Pre Rup.

Angkor Wat, uno de los templos más interesantes. Muy cerca está el Bakheng, muy chulo y con excelentes vistas, al que hay que evitar ir al atardecer.

Apsara en Angkor Wat

Apsara en Angkor Wat

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recinto de Angkor Thom: era una ciudad en sí misma, rodeada de gruesas murallas. Vale la pena ver una o dos de las grandes puertas que dan acceso a ella (Puerta sur y Puerta de la Victoria sobre todo), y los puentes con nagas que cruzan el foso. Se puede subir a las murallas desde la puerta más cercana a Angkor Wat y hacer una mini ruta desde arriba. Hay algún templillo pequeño, y buenas vistas del foso, al que se puede bajar al llegar a la esquina. Dentro de este recinto está también el Bayon, uno de los templos más hermosos e impresionantes de todo Angkor, con su terraza flanqueada de cabezas con múltiples caras. De esta zona también son interesantes el Baphuon, las terrazas del rey
leproso y de los elefantes, el Palacio real y Phimeanakas. Esta zona
se puede recorrer perfectamente en bici, igual que Angkor Wat y el Bakheng.

Dentro del santuario del Bayon

Dentro del santuario del Bayon

Bayon

Bayon

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sra Srang para ver el amanecer, y a continuación Ta Prohm.

Ta Som (uno de los que tienen árboles y raíces creciendo sobre las
ruinas) Preah Khan y Neak Pean son una buena opción para ver
después de los dos anteriores.

Ta Som

Ta Som

 

Otros templos y construcciones especialmente interesantes:

– Mebon oriental, Ta Keo, Spean Thma (curioso porque es un antiguo
puente, se ve en 5 minutos). Se puede llegar bien en bici.
– El grupo de Roluos también es muy interesante. Está algo más lejos y
hay que ir en tuk tuk. Son los primeros templos, los más antiguos: Preah
Ko, Bakong y Lolei.
– Chau Say Tevoda
– Thommanon
– Banteai Kdei.

Alejados del recinto de Angkor:

Koh Ker. Fue la capital del imperio de Angkor entre 928 y 944 d.C. Se puede ir en un día desde Angkor madrugando bastante, pero es mejor dormir allí. Hay 42 estructuras arquitectónicas para verlo bien. Está a dos horas y media en coche desde Siem Reap.
Beng Mealea. Es un templo de época Angkor bastante salvaje, está medio cubierto por la naturaleza y es muy grande. Lo invadió la selva, y tiene árboles creciendo por todas partes. Hay cámaras oscuras, una biblioteca bien conservada y tallas impresionantes medio ocultas entre la maleza. En teoría se puede explorar este templo a la vez que se va a Banteay Srei y Kbal Spean, en una excursión de día entero, aunque creo que sería un poco paliza. También se puede visitar al ir o volver de Koh Ker.

 

Sitios para comer:
Blue Pumpkin. Sucursal del Blue Pumpkin frente a Angkor Wat
(también hay otros en Siem Reap y Phnom Penh). Tienen zumos, batidos,
sándwiches y cosas que están muy bien para pasar el día. ¡Y helados!
Nos encantó, fuimos muchas veces a los 3 que vimos en el país.
Puestos de noodles. Hay bastantes, sobre todo cerca del Ta Prohm y
el Preah Khan. Buena solución para una comida rápida y barata.

Puesto de noodles

Puesto de noodles en la zona del Preah Khan

Otros consejos:

Tened cuidado con los niños que están “vigilando” y vendiendo postales cerca de los templos, especialmente junto a Angkor Wat. Con la excusa de que te van a vigilar la bici se ponen muy pesados y quieren que les des dinero. A veces se ponen algo agresivos incluso. Obviamente, es mejor buscar otro sitio donde aparcar las bicis y no contribuir a la explotación infantil.

También hay niños vendiendo souvenirs y demás parafernalia. A mí me dio muchísima rabia ver a algunos extranjeros presumiendo de las postales y cosas que habían comprado a aquellos niños tan monos, sin darse cuenta de a qué estaban contribuyendo. Es importante ser responsables cuando viajamos.

 

Por último, os dejo un par de mapas que me parecen bastante buenos:

Mapa de Angkor Mapa

 

 

Para saber más:

Animación Angkor en 3D National Geographic recoge en esta página información muy útil para comprender mejor los monumentos de Angkor. Recomiendo en especial los pequeños vídeos 3D realizados en colaboración con la Monash University, que nos muestran de un modo maravilloso cómo era la vida en Angkor durante el siglo XIII.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>